domingo, 29 de junio de 2008

COSTUMBRES PRESCINDIBLES

Creo que todos tenemos nuestros rituales, pensamientos o acciones repetitivos que se repiten (hablando de repetir) muchas veces a lo largo del día pero son ya tan normales que ni siquiera nos planteamos si tienen algún fundamento.
Por ejemplo si yo entro en un supermercado con algo en la mano (una chaqueta, el móvil, otra bolsa de otro establecimiento) supone un momento violento cuando decido meterlo al bolso porque creo que pensarán que quiero robar. Durante mucho tiempo estaba como prohibido meter o sacar cosas del bolso hasta que me planteé que era una estupidez. Aun así, ahora lo hago pero en mi cabeza me justifico ante un reponedor imaginario también: ‘Sólo estoy mirando el móvil porque quiero saber qué hora es’.
Es que hace poco vi en la tele un programa de estos de ‘documentos TV’ o ‘callejeros’ donde la temática era este tipo de chorradas.
Y me di cuenta de una cosa, de que la gente está como una regadera.
Por eso invito al mundo a pensar en lo que hace. Y si alguno de vosotros tuviera que ir al psicólogo y medicarse porque tiene la manía de no pisar las líneas de las baldosas, le aconsejo irse una temporadita a un país donde no haya ni baldosas.
Es que creo, y lo repetiré más veces, estamos muy mimados.

1 comentario:

Camilo Sanchez dijo...

che me encanta este blog solo tenes que buscar mas visitas asi encontrar mas variedades de informasiones y asi poder modificar tu blog, es decir, mejorarlo. Esta buenisimo. Pasate por mi blog y devolve la visita. Gracias:


http://cafe25.blogspot.com/