jueves, 7 de agosto de 2008

DE POLITICA NO HAY QUE HABLAR NUNCA

Dicen que en España tenemos muchas frases hechas, y la del título es una de ellas. Cuando en alguna reunión de amigos, empresa, o familiar, algún incauto hace alguna alusión a algún político, en seguida dos o tres cambian apresuradamente de tema, temiendo que la velada se vaya al traste.
¿Cómo es posible que la política se haya convertido en un tabú?
¿Puede funcionar la democracia en un pais donde nos censuramos nuestra propia opinión por miedo, donde no hay debate? Si no hay debate...
¿A nadie le llama la atención esto?
¿Qué clase de calaña somos que no podemos tener una conversación donde haya distintos puntos de vista, sin acabar todos enfadados?
¿Es que no tenemos un mínimo de civismo?
Aqui la palabra CIVIL se asocia con GUERRA.
Pero ¿CIVISMO? ¿Eso va con 'b' o con 'v'?
Así nos va... Pffffffffff...

2 comentarios:

Brie dijo...

Pues sí, no sé por qué el tema de la política aburre a la gente, con lo interesante que puede llegar a ser a veces :D

Sr. Hernández dijo...

Los/as políticos/as son las personas que van a llevar las riendas de nuestro futuro. Por ello, me parece de ignorantes y catetos no preocuparnos por la política porque no preocuparnos de ella es no preocuparnos de nuestro futuro y el de nuestros hijos.

Saludos :)